Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
Spanish English French German Hebrew Italian Portuguese Russian

Mientras tengas Fé, estas con Dios

Mi nombre es Elena.

Mi esposo se llama Fabián Rodríguez.

Le doy gracias a Dios por las bendiciones de prosperidad que nos ha dado al concedernos y regalarnos un vehículo. Dios sabe que estábamos necesitándolo mucho.

Asistimos al santuario de Sanación los nueve domingos del Novenario de la prosperidad, y al segundo Domingo del mes siguiente, llegue a mi trabajo y lo primero que encuentro es una carta de un concesionario, invitándome a ver los automóviles.

Me sorprendí porque yo no había ido a ningún concesionario a pedir carro, pero sabia que el Señor me lo había mandado.

Nos dieron un crédito inmediatamente con la ayuda de una fiadora. De pronto hubo algo que nos quería dañar la bendición y la fiadora en el momento en que nos aprobaron el crédito se arrepintió.

Esa noche ore mucho con mi esposo y le pedimos que fuera el nuestro fiador.

Al día siguiente me llamaron del concesionario y me dijeron: Señora Elena ya le conseguimos un banco y usted no necesita ningún fiador.

Y dije: “Bendito sea Dios, tu eres mi fiador Padre Santo”. Y a las 24 horas nos aprobaron el crédito.

Gracias Padre Hollman por esta bendición.