Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
Spanish English French German Hebrew Italian Portuguese Russian

Semillas de Fé

Una vez una buena mujer soñó que entraba a una hermosa tienda en la plaza de su pequeña aldea.

Esta tienda tenía absolutamente todas las hierbas y pócimas para curar cualquier malestar, y más aún, en esta tienda se encontraban todas las cosas que la persona más ambiciosa pudiera desear.  Había en frascos de cristal transparente, oro molido en unos y rubíes en otros, zafiros y esmeraldas en cajitas decorativas. Sin embargo, para su sorpresa, lo más  importante de todo era que el mismo Dios Todopoderoso atendía a los compradores tras el mostrador.

-Señor de los cielos, ¿qué vendes aquí en esta tienda?, le preguntó.

-Todo lo que tu corazón desee, le respondió amablemente Dios.

La mujer sin atreverse a creer lo que estaba oyendo, se decidió a pedir lo mejor que un ser humano podría desear.

-¡Señor de los cielos! Deseo una gran fuerza interior que me ayude a dominar mis inseguridades.  Deseo mucho amor para olvidarme de todos mis odios.  Quiero una luz inmensa en mi mente, que borre todas mis dudas y mis confusiones, y finalmente quiero una enorme paz de espíritu y una felicidad que no se me acabe con mis desánimos y desalientos.  Y añadió tras un instante de vacilación... “Y esto lo quiero no solo para mí, sino igualmente para todos los míos, y para todo el mundo de una sola vez…”

Dios se sonrió, con inmensa comprensión y poco a poco, despacio le fue diciendo:

-Hija, creo que no me has comprendido.  Aquí en esta tienda de la felicidad y la plenitud, no vendemos frutos.  Créeme hija, aquí únicamente vendemos las semillas.