Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
Spanish English French German Hebrew Italian Portuguese Russian

Oración Preparatoria al Cristo de la Salud

Padre y eterno Dios que por tu hijo Jesús y con el amor del Espíritu Santo, en un acto de tu omnipotencia y bondad, has creado todo y has puesto al frente de ello al hombre como rey de la creación, para que a través de tu Iglesia viviera tu vida y así fuera feliz contigo.

Reconocemos todo lo que has hecho y continúas haciendo por los hombres y te damos gracias porque cuando el hombre te dijo el primer no, no nos dejaste abandonados, sino que, en un acto de tu eterno amor, nos enviaste a tu hijo Jesús, nacido de María, que vivió nuestra propia vida, sufriendo como nosotros, hambre, sed y dolores. Él murió por nosotros en la cruz, fundó tu Iglesia, que somos todos los creyentes y envió desde el cielo al Espíritu Santo. Al juntarnos aquí, en nuestra iglesia, queremos darte gracias y, a la vez, pedirte aquello que más nos convenga a todos y a cada uno.

Creemos que estás presente en la eucaristía y conoces todos nuestros pensamientos, todos nuestros trabajos, sufrimientos y alegrías.

Te invocamos Santo Cristo, con el gran título de la Salud. Te pedimos por eso salud, no sólo de cuerpo sino también de alma, para poder así vivir con sentido cristiano.
Dirige tu mirada sobre el mundo entero, protege a los ancianos, con su vida llena de experiencias, y dales la salud de alma y cuerpo que ellos necesitan.

Mira a nuestros matrimonios y dales la salud de alma y cuerpo que deben tener para saber vivir santamente y como se merecen el gran don del amor y para que eduquen bien a sus hijos.

Mira a los jóvenes y dales la salud de alma y cuerpo para que aprovechen todo lo bueno de esta vida que conduce a ti y rechacen todo lo malo que les separe de la vida divina.
Mira a los niños y dales la salud de alma y cuerpo para que sigan siendo la alegría en los hogares y en el mundo.
Gracias Cristo de la Salud por tanto como haces por nosotros.

Amén.