Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider
Spanish English French German Hebrew Italian Portuguese Russian

Señor de los Milagros

» Historia del Señor de los Milagros de los Brazos Caídos

De la mano del regalo que Dios nuestro Padre Celestial otorgó con su Don de Sanación al Padre Hollman Londoño para sanar, guiar y sembrar las semillas de fe en Dios y su evangelio, hay también una imagen de 100 centímetros de largo por 25 de ancho que representa al Señor de los Milagros de los Brazos Caídos, con sus llagas marcadas y el rostro en descanso.

Es un tesoro que se protege en una urna sencilla tallada en fina madera con vidrios de seguridad. El nombre de los Brazos Caídos viene de esta historia:

En el año 1995, un jueves santo el Cristo llegó a la ciudad de Barranquilla procedente de Medellín, con la misión de velar por todos los enfermos. Ese día entra a confesión una joven mujer dedicada a la prostitución, arrepentida por la vida que llevaba y postrada en una silla de rueda como consecuencia de un día de embriaguez en su habitual trabajo, ocasionándole una caída desde un segundo piso y dejándola invalida y postrada para siempre.

Esta mujer regresa al Santuario como penitencia el día viernes santo a las dos de la tarde y a las tres de la tarde comienza la ceremonia de la pasión de nuestro Señor Jesucristo, manifestándose para siempre. Al pasar la imagen por la multitud aquella joven arrepentida de su trabajo toca la imagen con devoción, al tocar la imagen en el momento de la procesión se oscurece el firmamento y un olor a incienso invade el recinto sagrado, era el Señor haciendo su milagro. Sus brazos se desprendieron, un silencio invadió el recinto, se escuchan llantos, se observan personas desmayadas y aquella mujer grita ME HE SANADO, EL SEÑOR HIZO SU OBRA y se levanto de la silla de ruedas, la multitud gritaba milagro, milagro….era el Señor sin brazos, sus brazos se observaban en el piso desgarrados, destrozados, todos conmovidos por este suceso histórico, no entendían lo que estaba pasando.

Terminada la semana santa, la imagen del Milagroso se envía a Medellín para ser restaurada, pasados unos días recibo la llamada del restaurador, estaba confundido por lo que estaba sucediendo, no entendía porque la imagen del Milagroso después de tantos intentos no se dejaba restaurar, entendí que el Señor de los Milagros no quería ser restaurado, sino permanecer con lo brazos caídos. Para recordarle a todos sus hijos que el sigue sufriendo con los brazos caídos por todos nosotros, el quiere cargar con todos nuestros pecados para que alcancemos la salvación divina y podamos ser liberados de todas las ataduras.

Con solo tocar la imagen del Señor de los milagros muchas personas recuperan su salud, restauran su hogar, reciben consuelo y bendice sus negocios; como recompensa de tu devoción por él.

El viernes santo del año 2004 hubo una fuerza que salió de la imagen, mas de 10000 personas que se encontraban orando en el santuario, cayeron en cadena (recibieron el espíritu santo) con solo mirarlo, muchos testigos aseguran que lo vieron llorar y sudar aceite santo, de ahí la devoción a la santa unción para ser escuchados y sanados.

Hoy en día la devoción ha crecido por todo el mundo. Feligresía de Estados Unidos, Costa Rica, Panamá, Venezuela, España, Suiza, Italia, entre otros.

Hermanos en la fé, los invito a que tengan una cita con el Señor de los Milagros de los Brazos Caídos, él te abrirá su corazón para escucharte y amarte, porque él es un remanso de paz.